Abrirnos a la poderosa presencia personal de Cristo

“La meditación es considera como la oración de la fe. En ella buscamos renunciar a nosotros mismos y abrirnos a la poderosa presencia personal de Cristo en nuestro corazón. La palabra que decimos, nuestro mantra, es como un sacramento, el símbolo externo de nuestra fe en Su presencia.”

Me gusta este párrafo porque el Padre John Main explica muy simplemente lo que es la meditación.

Rosi de León
Mendoza, Argentina

Dejaste de meditar por algún tiempo? Re-inicia sabiendo que es el Espíritu Santo que ora en ti. Ven a nuestra Capilla Virtual.