Las distracciones antes y ahora

Las distracciones, antes y ahora, van y vienen, depende del día, del estado anímico, de los problemas vividos en el día, etc.

Lo que si ha cambiado en el presente con respecto al primer tiempo en que empecé a meditar, es la intensidad del momento en que logro disipar todo para conectarme con mi yo mas profundo y por ende con El.

Rosi de León
Mendoza, Argentina

¿Te gustaría iniciar el camino de la meditación cristiana? Explora este sitio web y recibe gratis los escritos de Father John Main en tu correo. Pulsa aquí