Desde un país donde nadie celebra la Navidad, pero donde quienes nos conocen nos felicitan… comparto con vosotros la inmensa alegría de iniciar este día 24. Todo es ahora silencio, todo es aún oscuridad. Dentro de unas horas, también en silencio y oscuridad acontecerá el Gran Milagro!! Todo un Dios se nos presenta hecho niño pequeño, bebé, naciendo de una muchacha sencilla, con un padre que, como ella, ha aceptado el Misterio sin comprenderlo, pero con mucho amor…

Esto solo puede ser don de Dios. Él se hace presente en los corazones que aman, el amor todo lo hace posible.

Escucho ahora el canto de este país desde todas las mezquitas, en medio del silencio, para la llamada a la oración del amanecer, la primera del día. Así cada día, cinco veces. Es impresionante la religiosidad de este pueblo!!!

También yo quiero compartir nuestro canto de alegría, en esta espera emocionada y amorosa. He tenido un período de oración antes de entrar aquí, y ahora reanudaré otro más con mis hermanas.

Os felicito y os invito a todos a vivir este día, no simplemente a “pasarlo”…

Con un abrazo de emocionada espera!!!

Inma Marti
En Ksar el Kebir, Marruecos

Música: Amanecerá el Señor sobre ti, Jerusalem