Yearly Archives: 2015

mandala2016

¿Cómo terminar e iniciar una etapa de nuestra vida?

Siendo más atentos y enfocados; más abiertos y flexibles; más dispuestos al servicio de lo que nos toque hacer y de lo que “no nos toca” también; más dados a usar más frecuentemente el SI que el no. Más propensos a la risa y a transformar los acontecimientos de la vida con un buen toque de humor.

Al descubrir que Dios habita en nuestro corazón y que nosotros lo habitamos también, nos da la certeza y la fuerza de des-cubrir el Amor en todas las situaciones de nuestra vida; de manifestarlo con hechos y de llenarnos de poesía al expresarlo.

Absorbe la energía creativa desde donde te encuentres – transfórmala en tu corazón para que cada día sea un inicio luminoso y alegre.

Bendiciones!

 

 

Lucía

JohnMain

Father John Main nacio el 21 de enero de 1926 y falleció el 30 de diciembre de 1982, tenía 56 años. Hoy se cumplen 30 años de su fallecimiento y por eso quiero hacer un homenaje de agradecimiento.

El 7 de enero de 1983 se llevó a cabo una Misa en Montreal en Memoria de Father John, 10 días después de su muerte – era una iglesia muy grande y yo quedé sorprendida de que estuviera llena – yo creo que había más de 1000 personas. El ambiente que reinaba o que capté era de serendidad y de alegría. Después de la comunión meditamos.  Quedé impactada por el gran silencio – tantas personas en total silencio. No se escuchaba estornudos o tos – típico de estas fechas de frío canadiense. El Silencio “hablaba”.

Fuimos a esa Misa mi esposo y mi primer hijo, quien entonces tenía 2 años. El era muy activo y no dormía con facilidad durante el día (ni en la noche). Para mi sorpresa, él se quedó dormido durante el periodo de la meditación!

Lo maravilloso de esta Misa y de esta experiencia tan impactante de silencio fue que algo ocurrió en mi corazón. Al terminar de meditar tuve una especie de llamarada, un sentir el llamado del Espíritu Santo a comprometerme a meditar para el resto de mi vida y de difundir esta enseñanza. Era un llamado de profunda alegría, me sentí inundada de Amor – y de haber descubierto que la meditación cristiana era mi camino interior.

Si bien meditaba yo antes de que él muriera, esto no era de forma comprometida – meditaba si podía, y muchas veces me quedaba dormida. A partir del 7 de enero de 1983, esto cambió radicalmente. Mi alma estaba totalmente enfocada en encontrar el tiempo para meditar. Y para mi sorpresa, encontraba yo mucho más tiempo que el que me imaginaba que podría yo tener.

Te comparto esta historia pues con tan solo recordarla, algo en mi interior me conmueve a seguir adelante. Vuelvo a sentir esa llamarada en mi corazón, está viva desde hace 30 años.

Este es el regalo espiritual más grande que he recibido – es un regalo de Father John – se lo agradezco con mi vida y con este trabajo de difusión que es un enorme motivador de seguir adelante – me siento acompañada por él!

Por eso Permanezco en su Amor!

Lucía