Monthly Archives: December 2016

La energía de Dios es mi norte, mi meta, mi rumbo. Se expresa en mi interior como una suave pulsión que me estimula para permanecer en el aquí y ahora, sin esperar nada, simplemente dejándome estar. Y experimentando en ese estado una expansión de mi ser total, que va incrementándose día a día. Es como si la persona que auténticamente soy quisiera expandirse y confundirse con todo lo Creado.

Alicia Gundín

La energía de Dios está siempre presente. Cuando nos abrimos para verla, de forma deliberada, con toda nuestra voluntad, de pronto empezamos a ver como nuestro mundo se integra.

Nuestro pasado, nuestras experiencias, nuestros momentos difíciles, nuestras emociones, nuestra imaginación, nuestros pensamientos, lo que amamos se colocan en esa escala musical, creando así una sinfonía divina.

Entramos entonces a las esferas del Amor – donde todo es posible!

Lucía Gayón