Monthly Archives: November 2018

La oración y el alma

Creo que la oración es la acción receptiva del alma a la Oración de Jesús, que a la vez es su estado de Amor natural. Es nuestra alma que sabe, que está en comunión y nos lo hace saber a través de la inspiración del Espíritu Santo.

El alma es en nosotros, es parte de nuestro ser y es esa vocecita que vamos aprendiendo a escuchar. El alma se comunica en el silencio de nuestra meditación, se comunica con Dios y nosotros le damos ese espacio a través de la acción consciente de meditar y de hacer silencio.

El alma se manifiesta en diferentes niveles de nuestro ser – en la inteligencia, en la búsqueda y el encuentro con la verdad, a través de la intuición, de la creatividad, de los sueños y de los ideales – se manifiesta en lo inexplicable, en lo inesperado y en lo increíble del milagro.

La meditación nos ayuda a estar en contacto con nuestra alma, a aprender a escucharla. Mientras más conscientes estemos de su presencia más descubrimos la presencia de Dios en el Amor que nos rodea y nos cubre en nuestro origen y destino divino.

Lucía Gayón
Ixtapa, México

Dejaste de meditar por algún tiempo? Re-inicia sabiendo que es el Espíritu Santo que ora en ti. Ven a nuestra Capilla Virtual.

La oración es dejarse hacer

La oración es dejarse hacer.

Es como en el desierto la duna que va cambiando continuamente, va adoptando formas y líneas diferentes como si estuviera en una forma pasiva. Es la búsqueda espiritual.

Hay que dejarse encontrar, aceptar lo que recibes, saberse dar y sobre todo saber que no soy la protagonista, que el protagonista absoluto es el Espíritu de Dios. En pocas palabras es «abandonarse en Dios».

Pilar
España

Aprende a meditar – dale click a las imágenes que irán apareciendo desde este enlace.