Monthly Archives: February 2019

Meditando me pude encontrar a mi misma

Quisiera explicar lo que tal vez sea inexplicable con palabras, porque meditar fue un antes y un después en mi vida, meditando me pude encontrar a mi misma, en el más puro silencio, en la repetición del mantra, en la quietud absoluta que siente el espíritu, en esa indescriptible sensación de amorosidad que se manifiesta a través de la Divina Presencia, ser Uno con Ël es realmente maravilloso… y poco a poco la meditación nos envuelve, nos transforma el alma y nos conmueve, porque comienzan a experimentarse cambios de todo tipo.En lo personal sentir la paz, la calma, y la tranquilidad de ver mis cambios me hicieron sentir como una persona nueva…, descubrí mis fortalezas ocultas… pude mirarme en el espejo y reconocerme como jamás lo hice , comencé a descubrirme interiormente por primera vez… fue un proceso verdaderamente único, hermosísimo, y habiendo dejado la meditación durante un período, ahora he vuelto a mi camino y la retomo quizás con otra fuerza, con el corazón herido pero con mucha esperanza, con mucho amor porque Jesús me espera, me guia y me tiende Su Mano como siempre lo ha hizo ante cada caída, GRACIAS SEÑOR POR TU SANTO AMOR !!!!

Su Margot
Buenos Aires, Argentina

 

¿Te gusta el escrito de Su Margot? Siembra la semilla de la meditación cristiana compartiéndola entre tus amigos – dale a los iconos de abajo de las redes sociales.

La disciplina en la meditación es...

Para mí la disciplina en la meditacion es actitud, compromiso, continuidad. Estar todos los días de la vida sintiendo la conexión con Dios. En la quietud externa e interna. Cuerpo mente, algo así cómo fluir. Nunca he dejado de meditar Lucía, es algo incorporado en mí. En todo momento y en todo lugar hay un espacio en mí mente para la meditación y dos veces por día sentada en un lugar cualquiera, en la casa, en medio del campo junto al río, al arroyo, bajo un árbol, en el ómnibus o dónde sea, me siento en silencio y conecto con Dios. Al pensar en la palabra, surge en mí GRACIAS GRACIAS, y sin querer continua resonando. Es algo inesplicable. Sólo se siente, y la vida continúa de manera serena, llegan a mí regalos hermosos de amor, mi familia está en paz al igual que yo, uno a uno se han ido resolviendo situaciones muy complejas, quizás para muchos imposibles de resolver, sólo confío, porque lo que recibo llenó mí vida de amor y amores.

Susana Banchero
Uruguay

Si estás leyendo este artículo puede ser que este sea el medio en que Dios te llama para que vivas la experiencia de conocerlo desde tu corazón. Meditar es muy sencillo – pulsa aquí.