Father John

´Lo que es una verdadera maravilla en la meditación es que podemos comenzar a ver a Dios tal cual es. Por lo tanto, la meditación es una forma de estabilidad. Aprendemos por la práctica y la experiencia a conocer nuestras raíces en nuestro ser esencial. Aprendemos que tener raíz en nuestro ser esencial, es tener raíz en Dios, el autor y principio de toda realidad. Y no es poca cosa entrar a la realidad, volverse real, volverse lo que uno es. En esta experiencia nos liberamos de todas las imágenes que nos invaden constantemente. No tenemos que ser la imagen de nosotros mismos para otros, simplemente somos la personal real que somos.

Se medita en soledad, pero es la gran manera de aprender a relacionarse. La explicación de esta paradoja es que, habiendo estado en contacto con nuestra propia realidad, tenemos la confianza existencial de salir hacia los otros, de encontrarlos en su nivel real. Es así como el elemento solitario de la meditación es misteriosamente el verdadero antídoto contra la soledad. Habiendo estado en concordancia con nuestra realidad, ya no nos sentimos amenazados por la “otredad” de los otros. No solo estamos buscando afirmación de nosotros mismos, buscamos la realidad del otro´.

´En la experiencia de encontrar la realidad del otro,
descubrimos que nuestra propia existencia
se enriquece y se profundiza´

John Main
Del libro: Maranatha, Camino de la Meditación
Editorial Lumen, Argentina
Título original: The Heart of Creation
Darton, Longman & Todd Ltd.

PREGUNTA DE LA SEMANA
En tu experiencia de meditar, ¿cómo experimentas la soledad?

Publicaré tu escrito en este sitio web donde podrás también ver las opiniones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor manda tu respuesta a permanecerensuamor@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.