El Amor es la realidad suprema

Tanto la especulación (mirar la experiencia en el espejo de la mente y reflejar sobre él mediante ideas e imágenes), como la experiencia (estar simplemente presentes e involucrados sin reflejarnos a nosotros mismos) son expresiones de la fe. Pensamos y elevamos la oración porque tenemos fe. Pero el valor último de nuestros pensamientos depende de la profundidad y vitalidad de la oración. El pensamiento no nos conducirá a la experiencia en sí misma. Solamente la fe pura cruzará el umbral. Debemos comenzar la experiencia y unirnos a ella, aunque sea en forma indistinta, “en esta vida”, como dice San Pedro, el torrente de Amor que es el dinamismo interno de la Trinidad.

La experiencia del presente no es otra cosa
que una débil captación de la realidad,
ya que ninguno de nosotros podría continuar viviendo
si la plenitud del poder del Amor
no estuviera dentro de nosotros.

Sin embargo, la experiencia no es sólo una breve epifanía que viene y se va. Tanto nuestro pensamiento como nuestra acción pueden ser tocados y transfigurados por la experiencia, pues la experiencia es constante, eterna. Es consciente para nosotros cuando en la oración nos presentamos ante ella. Entonces la experiencia diaria de la meditación nos lleva cada vez más profundamente a la convicción constante, y que todo lo penetra, de que Dios es uno. Él es inteligencia suprema y poder supremo, porque es Amor que todo lo abarca.

Pero esto no es todo. También existe el saber extraordinario de que es nuestro destino, el de cada uno de nosotros, entrar en el dinamismo de unidad en completa paz y total silencio, y en esa paz y ese silencio, sabernos amados.
Después de esto, sabremos para siempre
que el Amor es la realidad suprema.

John Main
Del libro: Maranatha, Camino de la Meditación
Editorial Lumen, Argentina
Título original: The Heart of Creation
Darton, Longman & Todd Ltd.

PREGUNTA DE LA SEMANA

¿Cómo percibes el Amor en tu vida a la luz de tu experiencia de meditar?

Publicaré tu escrito en este sitio web donde podrás también ver las opiniones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor manda tu reflexión a permanecerensuamor@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.