Armonía divina

Después de muchos años de meditación he comprendido que la armonía divina es un estado natural, simple, que puede ser experimentado por cada uno de nosotros si nos alejamos del bullicio, la dispersión, la inquietud o el miedo. Yo percibo a la armonía como un estado de paz, de quietud, de plenitud, un dejarme llevar por la voluntad de Dios hacia su seno sin oponer resistencias. Es algo que voy construyendo día a día, con fe y sin prisa.

Alicia Gundín

¿Te gustaría iniciar el camino de la meditación cristiana? Explora este sitio web y recibe los escritos de Father John Main en tu correo. Pulsa aquí para inscribirte a nuestro servicio de apoyo virtual.

Leave a Reply

Your email address will not be published.