nocturno

Esta es la relación fundamental de nuestra existencia – criatura y Creador. Al meditar entras en la armonía de esta relación. Te pones en armonía con el Creador y entonces uno de los frutos de la meditación es que la armonía que descubres en ti mismo, la empiezas a descubrir en todo lo demás. Entonces, el verdadero hombre o mujer espiritual, es aquel que está en armonía con todo lo que encuentra. Encuentras a otros no en una forma competitiva, o proyectando una imagen de lo que eres o quisieras ser. Pero empiezas a encontrar a los otros como tú eres, la persona que eres, cómoda o segura de ti misma, aceptando tu propio ser. Y lo aceptas porque, desde el silencio de tu meditación, llegas al conocimiento de que eres aceptado. Y no es que seas aceptado porque hiciste las cosas correctamente. Lo que descubres cuando empiezas a explorar tu relación básica de criatura y Creador, es que eres totalmente aceptado. En la visión Cristiana de la meditación, descubres algo adicional. Descubres que eres amado en el silencio, que eres ama-ble. Es este descubrimiento que cada uno debemos hacer en nuestras vidas, si deseamos ser totalmente nosotros mismos, totalmente humanos.´ Father John Main

Damos la bienvenida a William quien llega hoy a este grupo de amigos que meditamos y aprendemos unos de otros. Cada semana lanzamos una pregunta basada en los escritos de Father John que nos ayuda a reflexionar y así compartimos nuestra visión y experiencia. Nos alegra recibirte, William!

Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.