pirineos

El auto-conocimiento es la base, el punto de partida de toda actividad espiritual. Aunque la mayoría de nosotros cree saber hacia dónde se encamina su vida, la realidad nos muestra algo diferente. Vivimos inmersos en medio de un mundo que nos exige, nos presiona. Y muchas veces nuestras acciones son meras respuestas a esas demandas. Nuestra primera tarea debe consistir, creo, es destapar los velos que oscurecen nuestra consciencia auténtica. La actividad contemplativa es nuestra principal herramienta de ayuda, pues nos permite internarnos en la profundidad de nuestro ser más genuino y desde allí avanzar hacia un camino de mayor luz ,o sea, incrementar el esclarecimiento de nuestra verdadera humanidad.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.