mochilas-pesadas

Jesús decía “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”. El descanso en Jesús es un descanso revitalizante. Necesitamos darnos ese descanso integral de cuerpo, mente y espíritu y lo hacemos buscando dos periodos de 30 minutos en nuestro día para ubicarnos y recibir la fuerza de su Espíritu.

Te damos la bienvenida, Ana, a este camino de “volveres”, que nos llevan a ese manantial de vida eterna que encontramos en nuestro corazón. El camino luminoso de la meditación cristiana es fuente de Gracia para ti que estás en su Amor.

Lucía Gayón

Leave a Reply

Your email address will not be published.