colorfulpainting

´Llegará un día en que el mantra deja de sonar, y entonces nos encontraremos en el eterno silencio de Dios. La regla, cuando esto ocurra, es el no tratar de poseer ese silencio o de usarlo para nuestra propia satisfacción. La regla clara es que cuando esto suceda y que tomemos conciencia de ello, de que estamos en ese profundo estado de silencio y que empecemos a reflexionar sobre ello, es simple, gentil y calladamente retornar de nuevo a repetir el mantra.´ Padre John Main

Aprender a recitar el mantra nos da un conocimiento muy práctico de la meditación cristiana. Muchas veces pensamos que meditar nos pondrá en un nivel superior, que somos muy buenos controlando a nuestra mente, que tenemos el potencial para ser maestros o gurus. Pero la gran enseñaza de la meditación cristiana, aún al haber experimentado el silencio, es simplemente volver a la repetición del mantra. Esto nos “coloca” en una posición de humildad y sencillez – cualidades imprescindibles para seguir este hermoso camino de interioridad.

Te damos las gracias por llegar al grupo, Margarita – tal vez inicias o reinicias este camino – deseo que tus propósitos diarios de oración se tornen en constancia y en alegría para ti.

Lucía Gayón

Leave a Reply

Your email address will not be published.