frutos3

´La esencia de la meditación o el arte de meditar consiste en sencillamente aprender a decir tu palabra, recitarla, repetirla y resonarla – desde el principio hasta el fin de tu meditación. Es increíblemente sencillo – repítelo así: Ma-ra-na-tha. Cuatro sílabas que se pronuncian con el mismo énfasis. Muchas personas repiten su mantra al ritmo de su respiración, pero esto no es lo importante. Lo importante, lo indispensable, es que repitas el mantra del principio al fin a una velocidad lenta y regular – Ma-ra-na-tha. Esto es todo lo que requieres para aprender a meditar. Tienes tu mantra, repites tu mantra y permaneces quieto en total atención a tu mantra.´ – Father John Main

La enseñanza es muy sencilla pero no es fácil porque nos cuesta trabajo tener un nuevo hábito, crear y mantener una nueva disciplina.

Sabemos que la oración es buena y normalmente oramos de forma espontánea, por lo que integrar una disciplina de oración en nuesra vida resulta difícil. Sin embargo, los resultados de una práctica de oración diaria son extraordinarios y nos ubican en la realidad divina que somos.

Te damos la bienvenida, Rossy, a iniciar y re-inicar esta disciplina del alma. Cuenta con nuestra compañía y amistad.

Lucía Gayón

Leave a Reply

Your email address will not be published.