clarocolor

Descubrir a Jesús directamente en nuestro corazón nos permite establecer una relación de Amor con El. Como humanos es difícil amar sin poder ver, escuchar o sentir al otro. Necesitamos desarrollar nuestros sentidos espirituales para poder entonces amar en esa dimensión.

Comenzamos un tanto a ciegas, con dudas y expectativas. Vamos entrando poco a poco con pasos inseguros. Pero en este caminar a ciegas, Jesús va con nosotros, nos va guiando hacia El. A través de la disciplina de meditar cada día, vamos adquiriendo confianza y así nuestros sentidos espirituales se van afinando hasta el punto de que podemos amar profundamente aquello que nuestros sentidos físicos no pueden percibir.

Bienvenidas a este foro de amigos, Yvonne y Soledad – nos alegra mucho recibirlas aquí y compartir con ustedes este hermmoso camino.

Lucía Gayón

Leave a Reply

Your email address will not be published.