semillastrigo

Para que la semilla que Jesús plantó en tu corazón crezca y pueda dar frutos, es necesario que tenga tierra, agua y sol.

Necesita de la tierra y sus minerales que están en tu corazón. La semilla necesita de agua todos los días para que no muera – esa es tu meditación cristiana. Necesita del sol para que crezca fuerte y en plentiud – esa es tu alegría.

Te damos la bienvenida a este grupo y te ofrecemos nuestra amistad y compañía!

Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.