casacolores

´Ya no buscan más al Dios de su imaginación´- Father John Main

El camino de la Meditación Cristiana nos lleva a la quietud y al silencio del alma donde descubrimos a Dios que ES, que está, que vive en nosotros.

Nos puede costar trabajo ir desplazando al Dios de nuestra imaginación como el dios intermitente que entra y sale, o que aparece y desaparece; el dios que solo está ahí para resolver nuestros problemas; el dios proveedor de cosas; el dios que solo limpia nuestras culpas. El dios emocional que a veces quiere y a veces no quiere, como lo expresamos a veces “si Dios quiere”.

Dios-Amor nos habita y se expresa a sí mismo en nuestra persona de una forma misteriosa, muchas veces sin que nosotros nos percatemos de ello. Dios-Amor está en nuestro DNA físico y espiritual – somos de El y en El.

El simple acto de volver cada día a nuestra práctica de meditar por 30 minutos dos veces al día, va removiendo las barreras de nuestra imaginación. Esto se logra cuando renunciamos a las imágenes y a las distracciones que ocurren cuando meditamos. Y para ello, simplemente repetimos nuestra palabra sagrada, Maranatha, contínuamente, en silencio, con lealtad y con todo nuestro Amor.

Nos alegra mucho recibirte en este grupo, Eduardo y que nos acompañes en este camino Real!

Lucía Gayón

Leave a Reply

Your email address will not be published.