ventana_alrio

Cada cual recorre su camino para llegar a ese sitio interior en el que uno verdaderamente ES, en donde se experimenta libre y feliz, amado en forma incondicional y eterna. Ese camino personal parece tener un recorrido tortuoso, a través de nuestros miedos, ansiedades, culpas, nuestra propia humanidad. Intentaremos escapar de muchos modos. Pero a ese sitio que todos anhelamos se llega a través de la propia vida, tal como es, diferente a las vidas de los demás, en soledad y a la vez comunión. La Paz llega asumiendo, integrando, y no escapando.

Blanca Valloni

Leave a Reply

Your email address will not be published.