pinturas mesas con floreros (4)

“El Evangelio es fuerza de Dios para todos los que creen” (Rm. 1,16). Continúa liberando su fuerza si estamos en comunión con Dios. Nuestra autoridad, nuestro coraje, nuestra fuerza es en el ser, un solo corazón con Jesús. Creer en Dios es creer en la fuerza que Dios comunica a quien se abre con Él, ¿Cuánta fuerza? Toda la que tu estás dispuesto a recibir…Dios es generoso. (Palabras del P. Adrián Santarelli.)

Este reflexión sobre la fuerza que somos capaces de recibir, nos permite centrarnos en que la relación con Dios es un diálogo…Él entrega, es gracia eterna…nosotros tenemos que poder recibir…todo lo que somos capaces…la meditación va preparando el “terreno” de nuestro espíritu para que se abra, lo demás se da por “añadidura”…Pide y se te dará!!

Contemplemos la Cuaresma con espíritu abierto…Bendiciones para todos!

Patricia Di Marzio

Leave a Reply

Your email address will not be published.