meditación-cristiana-67

La meditación es un compromiso a la unidad y por lo tanto permite que salgamos de la alineación, de las divisiones externas e internas. El hombre o la mujer espirituales es aquel que se ama, que se ama más allá de la división y de la dualidad, y ama a sus hermanos superando las divisiones. De una forma milagrosa, amamos a Dios más allá de nuestra alineación, en Jesús. San Pablo termina esa sección diciendo: ´… en quien vosotros también sois edificados para morada de Dios en el Espíritu´. Father John Main

Con estas palabras damos la bienvenida a Rafael a este grupo de amigos que compartimos la experiencia de la meditación cristiana. Aquí nos invitamos unos a otros a meditar por lo que el compartir nos ayuda mucho a perseverar en este hermoso camino de unidad.

Gracias por acompañarnos!

Lucía Gayon

Leave a Reply

Your email address will not be published.