Confiar

El proceso que subyace a nuestra sensación de que nosotros, o mejor dicho, la vida dentro de nosotros, se hace más profunda, generosa y viva. Sin embargo, la meditación nos demanda que seamos sumamente prácticos con respecto a nuestro compromiso, nuestro compromiso espiritual.

La llamada, el destino que San Pablo asigna a cada uno de nosotros, no es solamente una invitación a incluir momentos religiosos en nuestra agitada vida; no se nos invita a un poco de riqueza espiritual. Se nos invita a entrar plena y totalmente, sin reservas, sin tomar en cuenta el costo a la verdad que nos permite ser totalmente humanos, verdaderamente confiados en nosotros mismos, lo cual significa confiar en el Amor y en ser amados.

Una vez más, es preciso recordar que no estoy hablando de una doctrina elitista o esotérica. Esta invitación, este destino, está al alcance de todos nosotros. Solo tenemos que comenzar a comprometernos con el viaje, con la práctica. Y la práctica de esta tradición (y no dejes que nada te confunda con respecto a ello) es decir la palabra desde el principio hasta el final con fidelidad creciente.

La verdad de nuestro destino
no es solo accesible a nosotros,
es el cimiento sobre el que toda realidad se erige.

Para llegar a esta realidad, tenemos que aprender a ser simples, permanecer quietos y en silencio. Éstos son los elementos de la oración, y orar es estar atentos a lo que es la suprema realidad de la presencia de Dios, su Amor, dentro de nuestros propios corazones. Debemos aprender a dejar de pensar en nosotros. Simplemente, debemos aprender a ser, lo cual es estar plenamente atentos en presencia de Dios, en presencia de quien es, y es el fundamento de nuestro ser y de todo ser. No temamos al comenzar, al renunciar a nosotros mismos para ir a encontrarnos con el Otro.

No debemos dudar ni temer.
El Espíritu está en nuestros corazones.

John Main
Del libro: Maranatha, Camino de la Meditación
Editorial Lumen, Argentina
Título original: The Heart of Creation
Darton, Longman & Todd Ltd.

PREGUNTA DE LA SEMANA

¿Cuál es para ti la relación de confiar en ti mismo y de confiar en Dios?

Publicaré tu escrito en este sitio web donde podrás también ver las reflexiones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor manda tu respuesta a permanecerensuamor@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.