Creados para ser luz

Los seres humanos hemos sido creados para ser luz porque nuestra vida en la Tierra tiene por objeto transitar hacia el mundo de la iluminación divina y dejar atrás el mundo de las sombras. Las sombras son nuestras dispersiones, miedos, tensiones, que nos acechan en forma constante. Son parte de nuestra naturaleza material débil. La fe y ayuda de Dios es nuestra única posibilidad de convertirnos en seres de luz e iluminar a todos los que se cruzan por nuestro camino.

Alicia Gundín

Recibe los escritos sobre la meditación cristiana de Father John Main en tu correo – inscríbete a nuestros boletines