Cuando uno es libre entonces puede comprender que el otro también es libre y MUCHO MÁS: SE COMPRENDE QUE DIOS ES LIBRE y una relación auténtica sólo se puede dar entre dos libres. Por eso todas las mañanas le digo a Dios que por favor remplace mi libre voluntad con su Divina Voluntad y que me muestre lo que quiere que haga este día y que me ayude, por favor, a llevarlo a cabo.

Jesús Rosales

Leave a Reply

Your email address will not be published.