Cuaresma

¿Cuántas personas piensan en Cuaresma como una fiesta? Más bien Cuaresma parece una época triste y oscura que después se contrapone con la luminosidad de la Pascua. Cuando realmente es el tiempo en el que nos preparamos para una fiesta. Cuando preparamos una fiesta dedicamos tiempo y esfuerzo, pero no como una carga, sino con alegría e ilusión. Nos preparamos para la Fiesta más importante que tenemos los cristianos: LA PASCUA.

Las prácticas más frecuentes son: ayuno, limosna y oración. Pero Cuaresma no es un tiempo de represión, sino que es un tiempo liberador. El texto de Isaías (58,1-9a) es muy importante para entender que es lo que Dios quiere cuando hablamos de ayuno o de cualquier otra práctica religiosa.

La relación con Dios pasa por ser agradable con quienes instintivamente rechazo.

Unas frases (no son mías) que pueden ayudarnos esta Cuaresma son:

Jesús, dame la capacidad y voluntad para:
Ayunar de palabras hirientes y transmitir frases de cariño.
Ayunar de descontento y llenar de gratitud.
Ayunar de enojos y ser más paciente.
Ayunar de preocupaciones y confiar en Dios.
Ayunar de pesimismo y llenar de esperanza.
Ayunar de quejarme y mejor asombrarme con las cosas sencillas de la vida.
Ayunar de las presiones y llenar de oración.
Ayunar de juzgar a otros y descubrir al Jesús que vive en ellos.
Ayunar de tristeza y amargura para alegrar el corazón.
Ayunar de egoísmo y tener compasión por los demás.
Ayunar de faltas de perdón y reconciliarme.
Ayunar de palabras para llenar de silencio y escuchar a los otros.

Pilar

Leave a Reply

Your email address will not be published.