De no ser amados...

DE NO SER AMADOS, NO PODRÍAMOS NUNCA
ENCONTRARNOS A NOSOTROS MISMOS.

Creo que la clave está en la frase: “De no ser amados, no podríamos nunca encontrarnos a nosotros mismos.”

Si uno no se ama a sí mismo, es imposible amar al otro, sin haberse sentido amado o amada, ya que, no se puede dar lo que no se tiene.

Hay tres pasos: 1) Amarse así mismo. 2) Descubrir que se es amada o amado por Dios, y 3) El amor de Dios que nos desborda no se queda con nosotros sino que se comparte.

Si Dios me ama a mí, ama también al otro como me ama a mí.

Por lo tanto, solamente podemos encontrarnos en el otro. TU ERES YO Y YO SOY TU.

Rebeca Mendoza

¿Te gusta el escrito de Rebeca? Compártelo con tus amigos e invítalos a iniciar el camino de la meditación cristiana – dale click a los iconos de abajo de las redes sociales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.