Dejad que vuestras mentes se rehagan

“Por tanto, hermanos míos, les ruego por la misericordia de Dios que se presenten ustedes mismos como ofrenda viva, santa y agradable a Dios. Éste es el verdadero culto que deben ofrecer. No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto.” Romanos 12.1-2

Leyendo y considerando el escrito del P. John Main, captó especialmente mi atención la breve, pero impactante frase: “Esta es una excelente descripción de la meditación: “Dejad que vuestras mentes se rehagan”.

Durante las últimas décadas ha tomado impulso y popularidad una corriente de espiritualidad superficial basada en el pensamiento positivo y la repetición de slogans optimistas. Nada hay de objetable en el optimismo, pero esforzarse por convencer a la mente de una realidad que sabemos muy bien que no existe, es como mínimo fantasioso y, llevado al extremo puede hacerse patológico. El sendero espiritual no tiene ningún fundamento en la mentira, todo lo contrario: es un camino hacia la sinceridad radical.

El apóstol Pablo nos exhorta: “cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios”, lo mismo hace el P. Main, al invitarnos a “limpiar la pizarra de la conciencia para que se pueda llenar del conocimiento del Amor de Dios.”

La meditación no exige ningún esfuerzo, fuera de consentir a la amorosa acción del Espíritu. Buscar el reino es saber que ya está presente. No hace falta convencernos a la fuerza, ni repetir frases efectistas. Dios está aquí, ahora, y en el silencio podemos oír su suave voz de amor, compasión y paz.

Como concluye el P. Main: “Es la plenitud de su Amor la que nos transforma. Aquello que transforma todo en nosotros es también lo que nos ilumina para que, al ser transformados, busquemos lo que es bueno y perfecto. Y para que la voluntad de Dios sea clara.”

Andrés Ayala

¿Te gustaría iniciar el camino de la meditación cristiana? Explora este sitio web y recibe los escritos de Father John Main en tu correo. Pulsa aquí para inscribirte a nuestro servicio de apoyo virtual.

Leave a Reply

Your email address will not be published.