Dejar que todo pase

Estar quieto y conocer quién soy! Todo pasa es vivir y dejar que todo pase es meditar. Desprendernos de lo externo es atender a lo interno. El tiempo supone que algo exterior se mueva. Cuando es movimiento cesa, entonces lo interno se hace eterno. Y ahí ya llegamos… es la ventana por donde entra la luz que nosotros con la meditación convertimos en una puerta siempre abierta para entrar salir entra salir… y en ese ir y venir apaciguarnos y adormecernos en la más despierta lucidez!

Dani Roggero

Si estás leyendo este artículo puede ser que este sea el medio en que Dios te llama para que vivas la experiencia de conocerlo desde tu corazón. Meditar es muy sencilla – pulsa aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.