Es descansar el El, ni una hoja del árbol se mueve si no es su voluntad, todo lo que sucede nos deja una enseñanza. Es vivir en agradecimiento a Él. Se que El cuida de mi y de los míos. “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece, filipenses 4:13”

“El señor es mi pastor y nada me faltará, salmo 23”

“El que habita al abrigo del altísimo, morara bajo la sombra del Omnipotente, salmo 91”

Beety M. Coello

Leave a Reply

Your email address will not be published.