Father John Main, OSB – 1926-1982

Nuestra meditación siempre tiene que ver con un paso más allá del momento presente, otro paso hacia el eterno ahora de Dios. Cada vez que meditamos, damos sun paso hacia adelante en la vida divina, íntegramente presente, íntegramente expansiva y en expansión. Como en todo crecimiento, el dolor está involucrado. Es el dolor de madurar, de ponerse a punto. Y esto significa ir desprendiéndose de etapas anteriores de desarrollo. En parte, la dificultad radica en que tenemos que aprender a abandonar no sólo algunos aspectos de nosotros mismos, sino nuestra totalidad, que es nuestro pasado.

Podremos estar plenamente en el ahora de este momento  si podemos dejar atrás el pasado.

Pero en vez de hacerlo, tratamos de mantener intactos puntos de observación y bases a lo largo de cada estadio de nuestro crecimiento. En cada uno de estos puntos de observación nos resistimos a desprendernos de partes nuestras en favor de un nuevo estadio de crecimiento. Es más simple y más fácil si reconocemos que no es sólo un aspecto de nosotros lo que está en cuestión en este desprendimiento, sino nosotros, íntegramente. Si nos rehusamos a esto y optamos por la entrega en porciones, entonces en vez de una experiencia de crecimiento, nos encontramos ante la contracción de nuestras vidas.

En cada estadio de crecimiento debemos abandonarnos por completo para poder ir.  hacia adelante, transformándonos así
en una nueva y constante creación.

Esto es exactamente lo que hacemos cada vez que meditamos. En cada ocasión en que nos sentamos a meditar, todo lo que hayamos hecho o sido hasta ese momento, es abandonado. Cuando más completamente nos desprendamos del pasado, más plenamente renovados estaremos al volver al momento presente. Así, la meditación es un constante abrirse camino en el momento presente, en el momento presente de Dios. Este abrirse camino no se restringe a experiencias separadas unas de las otras. Por eso, interesarse en lo que uno experimenta día por día es contraproducente para el real crecimiento y desarrollo espiritual. Si nos interesamos de esta forma, tratamos de fijar a Dios en un tiempo, y por lo tanto tratamos de trabar la propia y libre expansión del espíritu de Dios.

John Main
Del libro: Maranatha, Camino de la Meditación
Editorial Lumen, Argentina
Título original: The Heart of Creation
Darton, Longman & Todd Ltd.

PREGUNTA DE LA SEMANA

Para ti, en qué consiste el proceso de desprendimiento?

Publicaré tu escrito en este sitio web donde podrás también ver las opiniones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor manda tu respuesta a permanecerensuamor@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.