nocturno

´Para comenzar a meditar solamente requieres tener la determinación para empezar. Para empezar a descubrir tus raíces y tu potencial – comienzas a regresar a tu origen y Dios es nuestro origen. En la sencillez de la meditación, que va más allá de nuestros pensamientos e imaginación, empezamos a descubrir la sencillez de que estamos con Dios; empezamos a comprender que somos con Dios, con quien vivimos, con quien reside nuestro ser. Tratamos de descubrir esta experiencia de crecimiento en el silencio, en el compromiso diario como “conciencia sin división”. La meditación es este estado de sencillez que es el desarrollo maduro de nuestra inocencia original. Santa Catalina de Génova lo dice así: “Mi ser es Dios. Solo me conozco a mí misma en El”. La maravilla de la proclamación del Cristianismo es que todo mundo está invitado a vivir este estado de sencillez, este estado de amor con Dios. Esto es lo que Jesús vino a proclamar y lograr. Esto es lo que cada uno de nosotros estamos invitados para abrirnos y lograr: “Mi ser es Dios. Solo me conozco a mi mismo en El”.´ Father John Main

Es un gusto recibir en el grupo a Yvonne, a Lucía y a Renzo y dedicarles estas palabras de Father John como bienvenida. Estamos aquí para acompañarnos en una de las tareas más importantes y luminosas de nuestra vida – crear y mantener el hábito de la meditación como la llave que nos abre la puerta de la conciencia de la divinidad.

Muchas gracias por llegar!

Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.