lazos

Meditar no es tan fácil como parece, las distracciones de la mente, los pensamientos que aparecen constantemente, los ruidos que nos molestan, y otras cosas suceden cuando nos disponemos a la meditación, para superar estos inconvenientes no hay otra cosa que perseverar y seguir intentando el silencio interior que solo nos conduce a Jesús y llegado a ese punto todo es hermoso, verdadero y nos llena de alegría y amor, en El y con El todo se puede lograr !!!!

Su Margot

Leave a Reply

Your email address will not be published.