Dios es experiencia

Dios ha sido, es y será siempre presencia misteriosa. Al crecer espiritualmente vamos dejando atrás los conceptos infantiles sobre Dios, porque Dios escapa a cualquier concepto o idea. Aun los santos dicen: nunca tengas un Dios pensado porque cuando tus ideas cambien, también cambiara la idea de Dios que tenías.

Dios es experiencia que se va plasmado en la vida de cada ser humano. Dios es presencia misteriosa, experiencia que se va adaptando a las necesidades individuales de cada creyente. La presencia misteriosa que sabe lo que necesitamos en cada momento. Lo importante para mi es reconocer su presencia, confiar sin ilusionarme sino aceptando su paz que traspasa el entendimiento humano.

Saludos desde Toronto, Canada.

Rebeca Mendoza

¿Te gustaría iniciar el camino de la meditación cristiana? Explora este sitio web y recibe gratis los escritos de Father John Main en tu correo. Pulsa aquí