Dios es nuestra única realidad

Llenar el corazón de Dios es un proceso y como todo proceso lleva su tiempo, no es fácil, nuestra naturaleza humana es voluble y nos dejamos sacudir por el ego que se aferra en recordarnos el pasado doloroso, el gran desafió es olvidar el pasado y vivir plenamente en el presente, solo así seremos transformados en la persona que Dios quiere que seamos, una persona espiritual, capaz de ir mas allá de nosotros mismos. Dios es nuestra única realidad. Llenarnos del amor de Dios es experimentar la paz, es crecer en la fe, es entender que su amor lo es todo: confianza, bondad, pasión, libertad, humildad, luz y tambien es perdón.-

Mercedes Elorza de Flores

¿Te gustaría iniciar el camino de la meditación cristiana? Explora este sitio web y recibe gratis los escritos de Father John Main en tu correo. Pulsa aquí 

Leave a Reply

Your email address will not be published.