Pintura mural romana con dos palomas y fondo de hojas

Me gusta el inicio de este texto porque sintetiza todo lo demás. ¨Dios está presente en las profundidades de nuestro ser humano” Muchas veces hemos aprendido ideas erróneas sobre Dios y dónde hallarle. Él no se halla lejos de nosotros en un ámbito inaccesible. Dios está en la profundidad de nuestro ser. Por eso debemos persistir en la práctica de la contemplación de su nombre para acceder a esa hondura( que es el único fundamento de verdad). Desde allí Dios actúa y nos talla a su imagen y semejanza. Nuestra tarea es facilitarle el camino.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.