Dios nos va ubicando

Si pensamos en hacer el movimiento de la autodescentralizacion cada uno solo, seguramente diremos que es imposible, y verdaderamente es imposible. Los que hemos empezado el camino de la meditación vemos con asombro como lentamente nos vamos corriendo y dejamos en el centro a Dios, ahí nos damos cuenta que es posible, ya no lo intentamos solos, sino que es el mismo Dios que nos va ubicando, con todos los frutos que esto da y que ya hemos hablado en otras reflexiones. Esto es lo que le sugeriría a otra persona.

Rosi de León

Si estás leyendo este artículo puede ser que este sea el medio en que Dios te llama para que vivas la experiencia de conocerlo desde tu corazón. Meditar es muy sencillo – pulsa aquí.