Distracciones

Cuando comenzamos a meditar, descubrimos que estamos llenos de distracciones.

Nos sentamos, nos ponemos en una postura derecha, respiramos con calma, cerramos nuestros ojos y comenzamos a repetir nuestro mantra. Y de pronto, nuestros pensamientos toman las riendas. Los pensamientos son muy traicioneros como: “Tal vez podría repetir mi mantra si en vez de estar sentado en la postura de medio loto, mejor me coloco en la postura completa de loto. Ah, pero cómo le hago para aprender a sentarme en esa posición”. Diez minutos después comienzas a pensar qué vas a cenar y luego tal vez veinte minutos más tarde comienzas a repetir tu mantra.

¿Qué debes de hacer cuando comienzas a meditar y aparecen los pensamientos que distraen a tu mente? El consejo que nos da la tradición es ignorar las distracciones y decir tu palabra, y continuar repitiéndola. No pierdas tu energía levantando la ceja y diciendo: “Hoy no voy a pensar en lo que quiero comer para la cena”, o “a quién voy a ver hoy”, o “¿qué haré mañana?” – o cualquier tipo de distracción. Simplemente ignórala y la forma de ignorarla es repitiendo tu palabra. En otras palabras, cuando medites, tu energía debe ser canalizada en una simple trayectoria y el camino de esa trayectoria es tu mantra.

Lo que tienes que aprender es que lo más importante es decir tu mantra de principio a fin. Cuando descubras que te has distraído, regresa inmediatamente – no de forma de violenta, sino de una forma suave.

Debes aprender a dejar ir esas distracciones de tu mente y regresar a tu mantra. Vas a encontrar también que puedes estar repitiendo tu mantra en un nivel mientras que en otro nivel donde los pensamientos vienen y van, uno por arriba, otro por un lado, otro por el otro lado. Ignóralos. Repite tu mantra.

John Main
Del libro: The hunger for depth and meaning
Edited by Peter Ng
Medio Media, 2007 – www.mediomedia.org
Traducido por Lucía Gayón
Para la difusión gratuita de la Meditación Cristiana

PREGUNTA DE LA SEMANA

Ahora que ya llevas un tiempo meditando, ¿cómo comparas tu visión de lo que son las distracciones cuando comenzaste a meditar a ahora?

Publicaré tu escrito en este sitio web donde podrás también ver las reflexiones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Manda tu reflexión a permanecerensuamor@gmail.com e indica el nombre de la ciudad y del país donde te encuentras.