inner_waterfall4

¿Podemos llevarla bien con el ego?
Sí, es posible. Lo que podemos hacer es aquietarlo (no eliminarlo ya es parte constituyente de nuestro ser), para que trabaje a nuestro favor. Al meditar y pronunciar nuestra palabra o frase elegida, nos situamos en el presente, en la esfera de nuestro cuerpo y el ego entonces se une a nuestra persona. Y no nos incomoda más. Pero es una tarea ardua y no debemos abandonarla, ya que, en cuanto nos alejamos del aquí y ahora, el ego empieza a condicionarnos y a causarnos problemas.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.