solyluna

Con el ego tenemos que estar¡ alerta!, está continuamente acechándonos,convive en nosotros, somos nosotros, nuestra voluntad humana, creo que vivimos muy felices con él, hasta que nos damos cuenta de su presencia e iniciamos el camino hacia Dios. A partir de ese momento importante en nuestra vida, en que lo reconocemos, podemos ir manejándolo permitiendo que Dios, su Voluntad, ocupe su lugar . Es un camino largo en el cual avanzamos poco a poco con la ayuda del Señor . La oración y la meditación son los medios eficaces que nos ayudan a conseguir nuestro propósito.

Mariacarolina Zuloaga

Leave a Reply

Your email address will not be published.