rosa

El amor es, ante todo, unidad. Es estar juntos, uno con el otro o con los otros. Es formar una familia junto con Cristo Jesús. Lo contrario del amor es el miedo. Y el miedo es estar fragmentados, separados. Y por eso surgen la violencia o la ira. Creo que nuestra tarea como seres humanos es hacernos cada vez más amorosos. Y para eso tenemos que meditar o practicar la oración contemplativa para estar más cerca de nuestros hermanos y de Nuestro Salvador.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.