breadoflife

El lado bueno de las esperas es que podemos parar y conectarnos con nuestro centro, observar las sensaciones que vamos experimentando con esa espera, conociéndonos un poco mas, observar el entorno con mas atención, en lugar de seguir con la mecanicidad de la rutina que posterga, de alguna manera, nuestro encuentro con la escencia de las cosas. El lado malo de las esperas es no apreciar precisamente ese lado bueno.

Ana María Zannino

Leave a Reply

Your email address will not be published.