El mantra y el aburrimiento

Si alguien me dijera que se aburre con el mantra, le diría que la meditación no es para divertirse sino para estar en cuerpo y mente en presencia de Dios. Le aclararía que el uso del mantra o de una frase, cumple la función de enfocar la actividad hacia la tarea propuesta sea, hacia la unión con Dios. Le explicaría los vericuetos de la mente que dificultan nuestro trabajo y las irrupciones del ego, con sus constantes demandas. Lo instaría a continuar meditando, sin preocuparse por eso del aburrimiento.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.