mandala13

´El misterio de Dios es como un maravilloso multifacético diamante. Cuando hablamos o pensamos sobre Dios es como si respondiéramos a alguna de sus fases, pero cuando estamos en silencio – que significa, estar en su presencia – entonces respondemos al misterio que llamamos la totalidad de Dios, en su omni-dimensionalidad. Lo maravilloso de esto es que el total nuestro es quien responde a la totalidad del misterio de Dios. No es solo nuestro intelecto o solo nuestras emociones, no solo la parte “religiosa” de nosotros o la parte “secular” de nosotros. Todo lo que somos responde a todo lo que es El, en absoluta armonía, en absoluto amor. Esto es la experiencia de la oración Cristiana. Es la totalidad. La esencia de esta totalidad se encuentra en nuestra unión con El, quien es el Uno.´

Father John Main

Estas poderosas y maravillosas palabras las dedicamos a Rocío y a Jorge Luis para darles la bienvenida a este grupo. Nosotros estamos en la totalidad de Dios – no estamos tirados al vacío como partes – somos en El – en su esplendor y su belleza. Meditamos para despertar a esta realidad!

Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.