El último sentido

¿Por qué meditamos? Ninguno de nosotros, supongo, meditaría a no ser que se nos haya ocurrido que hay algo más en la vida que vivir solo produciendo o consumiendo. Todos sabemos que no podríamos encontrar algo duradero o de gran significado o sentido, con tan solo producir o consumir. Entonces buscamos el último sentido. Llegamos a la meditación por un instinto de certeza que nos dice que no podemos encontrar el último sentido de la vida en producir o en consumir por lo que entonces no podemos encontrar ese último sentido simplemente fuera de nosotros. Tenemos que comenzar con nosotros mismos.

En nuestra sociedad hay mucha gente que, enfrentados con el problema de ser, vivir y encontrar sentido, buscan refugio en el olvido o en la inconciencia. ¿Conoces la frase?: Estar drogado en tu mente”. Marx, uno de los pensadores más influyentes de nuestra sociedad, decía que la religión es el opio de los pueblos. De cierta manera existe la idea de que seguimos una religión para anestesiarnos, para consolarnos o para ponernos en un estado de inconciencia.

Pero la meditación cristiana nada tiene que ver con la anestesia. La meditación es el camino de la iluminación, a la luz ya a la vida. El mensaje de Cristo es de vitalización y de iluminación; estar iluminados. La forma de hacer esto es a través de estar enfocados; no distraídos por las cosas que pasan, pero teniendo un mayor compromiso a lo que no pasa, a lo que es eterno.

Esto es lo que San Pablo escribe a los corintios:

“Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría. Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor; 4 y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder, 5 para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.” (1 Cor 2:1, 3-5).

Vamos a meditar ahora y preparar nuestro corazón para abrirnos a este poder.

John Main
Del libro: The hunger for depth and meaning
Edited by Peter Ng
Medio Media, 2007 – www.mediomedia.org
Traducido por Lucía Gayón
Para la difusión gratuita de la Meditación Cristiana

PREGUNTA DE LA SEMANA

¿Por qué meditas tú?

Publicaré tu escrito en este sitio web donde podrás también ver las reflexiones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro.  Manda tu respuesta a permanecerensuamor@gmail.com

Cuando envíes tu reflexión, añade también el lugar donde te encuentras, o si me lo permites, lo añado yo. Si prefieres que no lo haga, por favor avísame.