meditacion-cristiana-38

Lo que me gusta de este texto es la parte en que dice “Muchas veces pensamos que no somos valiosos”: Creo que expresa la esencia del camino que hemos emprendido. Porque pensar en la calidad de la tarea de uno mismo es una actitud egocéntrica, autor referenciada. Y nosotros intentamos trascender nuestra individualidad egoísta para ser parte de un ámbito más amplio: el Universo de Dios. En Él, todos somos Uno. No existen mejores o peores, la tarea de construir el mundo del amor es colectiva. Y se caracteriza por su universalidad. Es de todos y para todos. He comprendido esto después de muchas horas de meditación individual o compartida. Y creo que es lo primero que debemos explicar a quienes se inician en este camino.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.