Energía de Dios – se manifiesta en mi vida
En los momentos de meditación no estoy sola y cada sensación que siento es una caricia de Dios. También me ayuda a descubrir mis limitaciones.

Cada día y en cada momento Jesús no me deja sola ni un instante, siempre está a mi lado para escucharme y acogerme con su amor infinito.

Todo esto hace que sienta la energía de Dios, siempre teniendo en cuenta mis limitaciones, para poder seguir adelante y hacer su voluntad y no la mía.

Pilar

Leave a Reply

Your email address will not be published.