JohnMain

´En una previa encarnación – esto es, antes de que me convirtiera en monje – trabajé en el Servicio de Inteligencia y uno de mis trabajos era localizar las estaciones de radio del enemigo. Entonces teníamos que ajustar nuestros radios para descubrirlo. Pero el enemigo era muy listo y si estaba operando por ejemplo en una frecuencia de 90 metros, enviaban un fuerte ruido en una distancia de 91 metros. Entonces para poder encontrar su frecuencia, debíamos ser extremadamente cuidadosos al ajustar nuestros radios. Pero nos gustaba pensar que éramos tan listos como el enemigo y entonces cuando encontrábamos la frecuencia en la que operaban, nosotros tomábamos cristales de cuarzo y los conectábamos a nuestro radio. Entonces nuestro radio captaba la señal del enemigo muy claramente y no se escuchaban los ruidos o interferencias.

Recordaba yo esto el otro día y me llamó la atención que el mantra es como el cristal de cuarzo. El enemigo que todos tenemos que enfrentar, nuestro ego, nos manda todo tipo de señales, todas contrarias a la señal de la frecuencia de Dios y lo que tenemos que hacer es encontrar la exacta ´frecuencia de Dios´, o tan exacta como podamos. Como todos saben por experiencia, el mantra no es una varita mágica. El aprender a decir tu mantra significa seguir un camino en el que todo en tu vida se entona con Dios. Y, de cierta forma, toda tu vida se entona con el mantra.´

Extracto de: Moment of Christ, del Padre John Main traducido por Lucía

Nota de Lucía: El Padre John tenía un gran sentido del humor y era muy bromista. Yo estuve presente cuando él dio esta charla y recuerdo la sonrisita que tenía cuando dijo lo de la “previa encarnación”. Aclaro aqui esto porque él estaba bromeando y se refería a su vida antes de hacerse monje.

Recibe los mensajes con los escritos de Father John en tu correo. Inscríbete gratis pulsando aqui.

Leave a Reply

Your email address will not be published.