A través de la práctica contemplativa, he vivenciado el auténtico significado de la resurrección. Es un renacimiento, un resurgimiento, una apertura de uno hacia una vida nueva.Creo que la resurrección es un camino hacia la plenitud, hacia la luz, hacia la plena realización. Y todo ello porque, cuando uno medita, se va produciendo lentamente una especie de simbiosis entre nuestro ser y el de Nuestro Salvador.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.