fatherjohn

´Tendemos a imaginar que el estado de “estar preparados” es solamente de espera, mientras estamos diciendo el mantra hasta…¿qué? Sólo estamos esperando y nos gusta la idea de esperar indefinidamente. De hecho, nos gusta que las cosas lleguen ni bien las pedimos. Tener que esperar nos da la sensación de que cierta humillación está involucrada, como ubicarse al final de una larga cola.Pero esperar es solamente una metáfora para describir este estado de consciencia, una metáfora nacida del mundo del tiempo y aplicada a algo que es atemporal.

´Lo que estamos esperando, en realidad,
ya nos ha alcanzado´

Ya ha sido logrado, y Jesús ha logrado ese estado de realización. Él está alerta, atento, pacífico. Está orando. Lo ha hecho en el tiempo, pero para toda la eternidad. Así es que cuando meditamos y esperamos al Señor, no estamos esperando que suceda nada. Esperamos algo que está sucediendo para llegar a su realización. Y cuando esté realizado no diremos: “¡Ah! ¡Al final llegó!”. Más bien, diremos: “Ahora reconozco lo que sé que siempre ha sido”.

En esencia es un proceso de apertura más que de concentración.

El estado de conciencia del que Cristo habla (estar despiertos, alertas) es un estado de realización, y al meditar nos realizamos´.

John Main
Del libro: Maranatha, Camino de la Meditación
Editorial Lumen, Argentina
Título original: The Heart of Creation
Darton, Longman & Todd Ltd.

PREGUNTA DE LA SEMANA
¿Cuál es tu experiencia humana de “esperar” y cuál es tu visión ahora que meditas?

Publicaré tu escrito en el sitio web donde podrás también ver las opiniones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro.  Por favor manda tu respuesta a permanecerensuamor@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.