colibri

A través de la meditación el «esperar» no es un tiempo determinado, sino que es la oportunidad de estar orando tal como lo hacía Jesús siempre que podía. Realmente no espero que suceda nada mientras medito. Lo considero un regalo que me ayuda a situarme ante la vida y sus problemas con una actitud nueva, más evangélica y misericordiosa.

 

Pilar

Leave a Reply

Your email address will not be published.